La activación de pacientes crónicos y su relación con el personal sanitario en Andalucía

  • A. Danet Danet CIBERESP. ESCUELA ANDALUZA DE SALUD PÚBLICA Instituto de Investigación Biosanitario de Granada
  • M. A. Prieto Rodríguez ESCUELA ANDALUZA DE SALUD PÚBLICA Instituto de Investigación Biosanitario de Granada CIBERESP
  • J. C. March Cerdà ESCUELA ANDALUZA DE SALUD PÚBLICA Instituto de Investigación Biosanitario de Granada CIBERESP
Palabras clave: Enfermedad crónica. Relaciones profesional-paciente. Participación del paciente.

Resumen

Fundamento. Evaluar la (inter)relación entre la activación de pacientes crónicos y su relación con el personal sanitario en Andalucía.

Material y métodos. Estudio cuantitativo realizado con 258  pacientes crónicos de la Escuela de Pacientes, que respondieron tras ser contactados por correo electrónico. De ellos, 142 completaron los cuestionarios. Se emplearon los cuestionarios Patient Activacion Measurement (PAM) y el Instrumento de Evaluación de la Experiencia del Paciente Crónico (IEXPAC). Se analizó la correlación entre ambas puntuaciones y se compararon las medias obtenidas.

Resultados.  La media en la PAM fue 87 puntos (escala 0-100) y en el IEXPAC 5,3 puntos (escala 0-10), con una asociación directamente proporcional entre las variables. El perfil de paciente más activo es hombre y asociado. La relación con el personal sanitario se considera mejor entre personas con menor nivel de estudios y con < 10 años de enfermedad. Se evalúa mejor al personal médico, aunque del personal enfermero se destaca que anima a relacionarse con otras personas con enfermedades crónicas. Las dimensiones que más inciden en la activación de pacientes son la coordinación interprofesional y el seguimiento de tratamiento y medicación. La seguridad para contar las inquietudes al personal sanitario es la dimensión con mayor peso en la evaluación de la experiencia como paciente crónico.

Conclusiones. Se observa una correlación entre las medidas de activación de pacientes y la relación con el personal sanitario, lo que orienta a la necesidad de reforzar la implicación y autogestión de la enfermedad por parte de las personas con enfermedades crónicas, así como la coordinación interprofesional y comunicación óptima entre profesionales y pacientes.

Publicado
2017-08-31
Sección
Artículos originales