Hemorragia digestiva alta por síndrome de Mallory-Weiss. Papel de la escleroterapia endoscópica

  • I. Elizalde
  • J.M. Zozaya
  • C. Rodríguez
  • D. Carral
  • F.J. Jiménez
  • F. Borda
Palabras clave: Síndrome de Mallory-Weiss. Escleroterapia endoscópica

Resumen

Fundamento. Aunque el síndrome de Mallory-Weiss supone entre el 0,5 y el 17 % de los casos de hemorragia digestiva alta, existe escasa información acerca del tratamiento endoscópico de este síndrome. Material y métodos. Hemos estudiado retrospectivamente 71 pacientes con hemorragia por síndrome de Mallory-Weiss, dividiéndolos en dos grupos según el tratamiento que habían recibido (médico o médico-endoscópico). Así, 60 pacientes (30 con laceración limpia, 9 con signos de hemostasia antigua y 21 con coágulo fresco) habían sido tratados sólo con procinéticos y/o antisecretores, mientras los 11 restantes (8 con hemorragia activa, 2 con vaso visible y 1 con coágulo fresco) habían recibido además tratamiento endoscópico con escleroterapia. Comparamos las características clínicas, analíticas y la evolución de ambos grupos de pacientes, analizando los datos mediante la U de Mann-Whitney y el test de c2. Resultados. El grupo de esclerosis endoscópica presentó con mayor frecuencia melenas y datos analíticos de hemorragia más severa (p<0,01). La esclerosis endoscópica consiguió el control inicial de la hemorragia en todos los pacientes, con un índice de recidiva hemorrágica bajo, similar al del grupo con tratamiento exclusivamente médico. Conclusiones. En nuestra serie, los pacientes con síndrome de Mallory-Weiss con sangrado activo o vaso visible presentaron hemorragia con mayor repercusión clínica y analítica. En este grupo de pacientes, la escleroterapia endoscópica controló la hemorragia y/o previno el resangrado, en ausencia de complicaciones.
Publicado
2009-04-23
Sección
Artículos originales