El Estado en el Portugal decimonónico: el liberalismo entre el sueño y la razón

Pedro Tavares de Almeida, Rui Branco, Paulo Silveira e Sousa

Resumen


En Portugal el Estado liberal fue el promotor de un proyecto nuevo de comunidad política, de organización del territorio y de la economía, a partir de las experiencias iniciales en 1820-1823. Estableció los principios de la ciudadanía y del sufragio, integró las periferias y estimuló la formación de un mercado nacional. Este artículo analiza cada uno de estos procesos, a partir de la tensión entre la imaginación utópica y su plasmación práctica, que frecuentemente suscitó críticas, la formulación de otras propuestas e la creación de procesos de negociación. El imaginario que subyacía a la gobernación liberal no era una tiranía de las fórmulas: en él interactuaban los principios doctrinarios, la agenda política y las prácticas de poder. La construcción del Estado liberal se fundó en un método: la moderación y el compromiso bajo el signo de un reformismo adaptativo. Fruto de estas tensiones las instituciones liberales realmente creadas generaran desencanto y, gradualmente, falta de legitimidad, bien por su cortedad respecto a lo imaginado, bien porque para los más conservadores las nuevas instituciones hubiesen elevado, de forma indefendible, la «rebelión del individuo contra la sociedad», o promovido la presencia de un Estado centralizador y demasiado conformador ante la sociedad y los costumbres de los pueblos.

Palabras clave


Estado liberal; ciudadanía; relaciones centro-periferia; mercado nacional; pesos y medidas; modernización

Texto completo:

PDF HTML XML


DOI: https://doi.org/10.18042/hp.36.06



Copyright (c) 2016 Pedro Tavares de Almeida, Rui Branco, Paulo Silveira e Sousa

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Envío de originales    Revistas del CEPC: http://www.cepc.gob.es/publicaciones/revistas/revistaselectronicas