Haced como los españoles. Los movimientos de 1821 en Piamonte y el origen del constitucionalismo

  • Pierangelo Gentile University of Turin

Resumen

Aunque no falta una historiografía local de referencia, los movimientos en Piamonte de 1821 todavía carecen de una lectura que otorgue el peso adecuado al aspecto histórico-constitucional. Cuando el revolucionario príncipe de Carignano Carlos Alberto, después de la abdicación de Víctor Emmanuel I, concedió la Constitución abrió una crisis en la historia secular de la dinastía y el reino de Cerdeña: las libertades y los derechos de representación rompieron por primera vez el pacto de fidelidad directa entre el rey y el pueblo característico del Estado absoluto. El nuevo sistema político no era autóctono y, entre los muchos modelos posibles, miraba al de España. Usando la extensa bibliografía disponible, este artículo se adentra en las influencias nacionales e internacionales de ese efímero episodio. Pero no solo eso: también hace hincapié en el origen social y geográfico de los protagonistas de la revolución (entre la nobleza y la burguesía, entre el centro y la periferia del Estado) y las consecuencias de sus acciones. Si la insurgencia fue derribada por las fuerzas realistas convergentes y el ejército austriaco, su legado pesaba sobre la dinastía. En 1823, durante la guerra entre España y Francia, Carlos Alberto se convirtió en el héroe del Trocadero: una elección reaccionaria que influyó en el futuro del monarca de Saboya. Ciertamente la sombra de la constitución de Cádiz acompañó a Carlos Alberto hasta 1848, el año de la concesión del Estatuto. La evolución hacia un texto constitucional más moderado marcará así la temporada política preunitaria. La constitución de Cádiz se convirtió en un símbolo de libertad con el tiempo, y los exiliados de 1821 fueron a luchar en Europa por los pueblos oprimidos por la Santa Alianza.

Publicado
2021-06-09
Sección
MONOGRÁFICO