Por favor, ¡muéstrame tu mundo! Una práctica sofística de la enseñanza

  • Carl Anders Säfström

Resumen

Este artículo explora cómo la educación y la enseñanza son o pueden ser una práctica sofística. Se inspira en las lecturas que Cassin hace de los sofistas, en la crítica de Rorty a la filosofía platónica, así como en cómo comprende Rancière la enseñanza como la unión de diferentes mundos. El artículo desarrolla en detalle qué es lo que hace de la enseñanza un proceso de democratización basado en una práctica discursiva sofística. El artículo también desarrolla una crítica precisa de la línea de pensamiento platónico-aristotélico dentro de la educación a través del trabajo de Cassin y Jaeger. Muestra cómo el pensamiento platónico-aristotélico establece un patrón fundamental de dominación sobre la educación por parte de la filosofía y otras disciplinas. Se muestra que esta “teoría de la educación cientificista” vincula al ser humano y al estado a través de un patrón socio-psicológico que busca el perfeccionamiento de ambos. El artículo problematiza el escenario social original y patriarcal que se encuentra en el centro de dicha teoría y tiene la intención de reemplazar tal imagen con la de “la mezcla” y la interacción de las personas en la cotidianidad de la vida vivible, como punto de partida para el pensamiento y la práctica educativos. El artículo aborda la idea, compartida con Arendt, de que vivimos en una pluralidad irreductible de otras personas que son diferentes a nosotros y que, por lo tanto, necesitamos educación y enseñanza para descubrir “cómo movernos” con y entre otros. El artículo concluye defendiendo una vida digna para todos como aquello que mueve a la educación y la enseñanza a ser algo más que dominación y control.

Palabras clave: práctica sofística, enseñanza, improvisación, kairos, poeisis, techne, democratización, educación platónico-aristotélica, escolarización.

Publicado
2021-12-31