La antropología y el poder de lo erótico

  • Mari Luz Esteban

Resumen

Este artículo es una invitación a reflexionar sobre la importancia de tener en cuenta el erotismo en las distintas fases del trabajo antropológico (recogida de información, análisis, escritura, presentación a una audiencia…), partiendo de una definición del erotismo como potencial y fuerza creativa, que incluye, pero no solo, la acepción sexual del término; una aproximación que puede servir para captar la intensidad vital, sensorial, tanto de experiencias humanas placenteras como dolorosas. Para ello me baso en autoras/es clásicas/os, como Audre Lorde, Gilles Deleuze/Félix Guattari o Georges Bataille, y actuales, como Maria Livia Alga, Alba Barbé, Adriana Guzmán o Elisa Lipkau. Pero, sobre todo, me inspiro en el ensayo de Susan Sontag, Contra la interpretación, publicado por primera vez en 1966, y aplicado a la crítica de arte. A partir de una breve revisión de la investigación antropológica en el ámbito de la sexualidad, abordo diferentes cuestiones relativas a la importancia del compromiso y la afectación erótica en la etnografía, desarrolladas sobre todo en algunos campos, como la antropología visual o la antropología feminista. Una pregunta guía toda mi reflexión: ¿Qué sería una erótica de la investigación antropológica y en qué sentido podría resultarnos útil?

Biografía del autor/a

Mari Luz Esteban
 
Publicado
2020-11-23