Infección por coronavirus covid-19 y lactancia materna

una revisión exploratoria

  • Juan Gómez-Salgado

Resumen

Fundamentos: El nuevo coronavirus es una enfermedad infecciosa causada por el virus SARS-Cov-2, considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) una emergencia de salud pública de interés internacional (ESPII), la cual podría tener consecuencias negativas durante la lactancia materna. El objetivo de este trabajo fue conocer el plan de actuación sobre la lactancia materna ante una mujer recién parida enferma de SARS-CoV-2 y su recién nacido. Métodos: Se realizó una búsqueda de la literatura a través de las bases de datos Medline, Web of Science, Scopus, BVS y Cuiden. Se evaluó la calidad metodológica de los artículos mediante la herramienta “Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation” (GRADE). No se registró en PROSPERO. Resultados: En total se encontraron 14 documentos, de los cuales 9 estudios empíricos estaban realizados mayormente en China, Italia, EEUU y Australia, estando basados en 114 madres infectadas de coronavirus SARS-CoV-2 y sus respectivos recién nacidos. Los estudios analizados afirmaron que lo mejor para el recién nacido es ser alimentado con la leche materna, ya que se analizaron muestras de leche de madres infectadas por coronavirus detectándose la presencia de anticuerpos del virus en las mismas, siendo un factor protector contra la infección del virus. Conclusiones: La lactancia materna en recién paridas con SARS-CoV-2 es muy recomendable para el recién nacido, si el estado de salud de la madre y del neonato lo permiten, favoreciéndose el amamantamiento de forma directa y teniendo siempre las medidas adecuadas de higiene respiratoria. En el caso de que el estado de salud de la madre no permita el amamantamiento directo se debería alimentar con leche materna extraída previamente de su madre y sin pasteurizar, o procedente de un banco de leche.

Publicado
2020-05-27
Sección
REVISIONES SISTEMÁTICAS