Consultas por ingestión de cuerpos extraños digestivos en unas urgencias pediátricas

  • Celia Martí Castellote

Resumen

Fundamentos: La ingestión de un cuerpo extraño (CE) angustia a muchas familias que consultan con premura a Urgencias. El objetivo del estudio fue determinar las características epidemiológicas de los niños que consultaban por sospecha de ingesta de CE y sus consecuencias. Métodos: Se realizó un estudio descriptivo-observacional, realizado en un centro materno-infantil de tercer nivel. Se seleccionaron los informes de Urgencias de pacientes menores de 18 años con diagnóstico de alta por “Ingesta CE” (código 938 CIM-9-MC hasta mayo 2018; código T18.9XXA CIM-10-MC posteriormente) del 1/1/2017 al 31/12/2018. Los datos fueron analizados con el programa estadístico SPSS 25.0. Resultados: Se incluyeron 458 casos. La edad mediana fue de 3,8 años (p25-75: 1,9-6,6 años); 267 personas (58,3%) fueron varones. El 78,9% consultaron durante las 6 horas posteriores a la ingesta. Refirieron causa accidental el 98,9% los casos. En el 96,7%, la ingesta fue de un único CE. Los objetos más frecuentes fueron metálicos (46,7%), plásticos (16,4%) y huesos/cáscaras de alimentos (12,9%). El 23,6% de CE implicados fueron afilados/ puntiagudos. El 49,1% de los pacientes presentaron algún síntoma. Se realizó alguna prueba complementaria en un 69,4% de los casos, sobre todo radiografías (63,5%). Se usó el detector de metales en el 10%. El 9,6% precisó endoscopia. El 90,4% fue dado de alta desde Urgencias, con un 12,1% de reconsultas. Conclusiones: Las consultas por ingestión de CE son relativamente frecuentes en Urgencias y, aunque la mayoría son dados de alta, muchos pacientes requieren pruebas complementarias, y un número no despreciable, necesita endoscopia. El perfil del paciente es el de un varón en edad preescolar que acude espontáneamente a Urgencias por ingesta accidental de un objeto romo metálico.

Publicado
2020-07-30
Sección
ORIGINALES BREVES