Otros trabajos y conflictos urbanos: Viejas soluciones y nuevas organizaciones en Barcelona

  • Julián Porras Bulla

Resumen

En Barcelona se presenta una paradoja: trabajos en principio «marginales», en un contexto global de crisis de centralidad del trabajo, emergen como centrales en discusiones políticas locales, en temas como la valorización del suelo, la gestión del turismo, de la seguridad o la migración. En este contexto, el presente artículo aborda las relaciones de grupos de trabajadores de calle con la regulación institucional del espacio público y las políticas neoliberales de gestión urbana. Para ello, se realizó el seguimiento y análisis de cuatro actividades de calle que disputan la definición misma de «trabajo»: música de calle, estatuas humanas, venta ambulante y recogida de chatarra. El trabajo de campo, desarrollado entre 2013 y 2016, se basó en la observación participante de la actividad pública de las organizaciones y su repercusión en medios de comunicación y redes sociales; la interpretación y evaluación de normativas urbanas y documentos jurídicos que los regulan; y la entrevista a líderes de los colectivos. Este análisis permite concluir que las regulaciones urbanas utilizan un modelo hegemónico de trabajo, restrictivo y excluyente, como marco normativo para determinar los usos apropiados de la calle, lo que contribuye a la invisibilización de las relaciones sociales que se dan alrededor de estos trabajos. Este proceso supone la diferenciación entre trabajos (y trabajadores) que resultan propicios para la valorización del espacio urbano, y trabajos (y trabajadores) perseguidos y estigmatizados en determinadas zonas de la ciudad; en definitiva, de colectivos deseables e indeseables en el espacio público.

Biografía del autor/a

Julián Porras Bulla
 
Publicado
2021-06-21
Sección
ARTÍCULOS