La literatura dialectal siciliana: enfoque contrastivo de los problemas lingüísticos y traductológicos derivados de la traducción al castellano de «L’Assaggiatrice»

Resumen

Giuseppina Torregrossa (Palermo, 1956-) plasma en su primera novela, L’Assaggiatrice, las características que definen lingüísticamente su tierra natal: Sicilia. Sirviéndose de los diálogos de los personajes, esta escritora emplea el italiano estándar, el italiano de Sicilia y el siciliano con el fin de dar mayor realismo a la trama de la que puede considerarse el epítome de su producción literaria. Esta técnica le permitirá acercarse al público de la isla, si bien comportará una serie de dificultades a la hora de trasladar sus contenidos al castellano. En este artículo se presta especial atención a los aspectos más complicados que ha debido asumir el traductor, ejemplificándose de forma contrastiva cada uno de ellos.

Publicado
2021-03-04
Sección
Artículos