Volver a los detalles del artículo 2020. Un ejercicio difícil para el mercado de vivienda